Ricardo Faccio

Fecha de nacimiento:    El 12 de marzo de 1907 en el departamento de Durazno.
Puesto

Centro half o volante central

Trayectoria deportiva  Durazno, Universal, Uruguay (cuadro de la ex Intermedia), Nacional, Bella Vista, Ambrosiana (Italia)
Títulos con Nacional Campeón Uruguayo en 1933, 1939 y 1940
Otros actuaciones Jugó en la selección de Italia
   


 

  Ricardo Faccio, uno de los grandes jugadores de nuestra historia, llamado “El león” por su espíritu combativo, fue un gran hincha de Nacional.  
 Era el típico centro half antiguo, fuerte, temperamental que se imponía a los rivales en base a un físico privilegiado y a su gran personalidad.

  Nacido en el departamento de Durazno, comenzó jugando como puntero izquierdo en los clubes Wanderers y Sporting e integró la selección de su  departamento a los 18 años.
  Posteriormente viene a Montevideo y juega en el club Universal y en la selección de Intermedia. 

  En el año 1932 pidió pase para  Nacional. Integra en el año 1933 el primer equipo espectáculo del régimen profesional, que marcó records tanto en lo deportivo como en lo económico. Denominado “La Máquina Blanca” fue integrado por varios campeones olímpicos y mundiales de 1928 y 1930.

  En 1934 pasó a jugar en Europa, en el Ambrosiana de Italia. Defendió a la selección Italiana habiendo recibido condecoraciones de las autoridades europeas de la época.  

  Vuelve a Nacional en 1938 y es capitán del equipo que ganó el Campeonato Internacional Nocturno Rioplatense, jugado simultáneamente en Montevideo, Buenos Aires., Rosario y La Plata.

  Era un campeonato que se disputaba regularmente entre los mejores equipos de Uruguay y Argentina.
Intervinieron Nacional, Peñarol, River Plate, Boca Jr., Racing, Independiente, San Lorenzo (los 5 grandes de Buenos Aires) Newell’s, Rosario Central (Liga Rosarina) y Estudiantes de la Plata.

Defendió a Nacional 177 partidos convirtiendo 9 goles. 

Campeón Uruguayo tres veces; en los años 1933, 1939 y 1940.

Campeón del Campeonato Nocturno Rioplatense en 1938

Pide pase para Bella Vista en el año 1941 donde finalizó su carrera deportiva. Posteriormente inició su carrera como director técnico cumpliendo brillante actuación en Nacional, club al que mantuvo su adhesión incondicional hasta el último día de su vida.

 Entre las características temperamentales de Ricardo Faccio se destacaba que no quería que sus jugadores tuvieran contacto con los del tradicional adversario y era absolutamente imprescindible para jugar en Nacional ganarle a Peñarol.

 Se retiró alrededor del año 1960 de su condición de técnico, estando siempre  ligado a Nacional. 

 Falleció el 9 de setiembre de 1970 y una placa lo recuerda permanentemente, como ejemplo para las generaciones futuras, en la entrada del glorioso Parque Central.